Ciclos de una empresa ¿Inversión y/o Mejora?

¿Cuál es la realidad de las empresas exitosas? ¿Por qué su afán por mejorar?.

Pues muy sencillo, porque buscan la mejora de sus resultados, de su beneficio.

Hola de nuevo, no me he olvidado de nuestro blog, tan solo que no he dispuesto de un mínimo tiempo para pensar, entre viaje y viaje es difícil. No acabamos de aterrizar de Brasil y de nuevo aquí estoy en el aeropuerto de Madrid en ruta a la feria de la Construcción Expo Cihac en Ciudad de México. Como tengo varias horas de espera, me gustaría compartir con nuestros seguidores, temas importantes de las empresas que continuamos encontrándonos indistintamente del país donde estemos y que por ello, espero que este artículo os resulte de máximo interés y pueda ayudaros en vuestra toma de decisiones.

FELICIDAD y emprendimiento-600x439

Las posibilidades para mejorar las organizaciones y conseguir mejores resultados son diferentes, pero nunca sustitutivas. En la medida que los recursos lo permiten podemos trabajar mejorando la innovación, el marketing y ventas, las operaciones, etc., sin embargo en la mayoría de los casos se trabaja en paralelo en varias áreas.

El enfoque normalmente es la mejora de los resultados operativos, en la práctica de los costes operativos y siempre podemos realizarlo en cualquiera de las áreas a través de varias acciones:

  • ·investment%20policy%20spvninvestInversión: Mejora tecnológica de los equipos, instalaciones, maquinaria o sistemas de información. En definitiva por inversión consideramos recursos que se invierten en la adquisición de algo y cuyo coste se reparte, en forma de amortización, a lo largo de unos años hasta su recuperación. Aquí aparece el famoso concepto del tiempo estimado necesario para la recuperación de la inversión gracias al ahorro conseguido por cada unidad productiva de más o mejora de servicio) conseguido con la nueva inversión.
  • Mejora de los procesos: (Mejora Continua, Lean Windows Perso….): este enfoque de mejora lo que busca es optimizar la gestión de los procesos y la cultura de la empresa para conseguir, con los mismos recursos y pequeñas inversiones si son necesarias, o con la inversión realizada, mejorar los resultados. En la práctica lo que se busca es sacar el máximo rendimiento de los recursos existentes o de la nueva inversión: máquinas, personal, stocks, transportes,…. Con un mínimo de extra coste a través de la participación en las actividades de la organización, en el Gemba (área de trabajo) y con todas las personas de la organización por ser los verdaderos expertos del proceso.

Lamentablemente, lo que es frecuente encontrarnos, es que las empresas en ninguno de los casos calculan el tiempo de amortización, o que después de un gran esfuerzo, no consiguen los resultados esperados según el cálculo realizado de amortización, por lo que aumentan nuestros costos y perdemos competitividad.

En las empresas son muy importantes los ciclos de inversión, cuando los recursos lo permiten. Sin embargo, paradójicamente implicarse en el ciclo de revisar y mejorar los procesos cuesta más, a pesar de requerir menos esfuerzos económicos. ¿Por qué? , porque en muchas de las culturas de las empresas, es más fácil sacar el talonario que cambiar la manera que tiene la empresa de pensar de hacer las cosas.

La palabra cambiar, evolucionar nos gusta mucho a todos, pero la realidad es que ejecutar los cambios, intentar la revolución, tan solo se atreven unos pocos, y esos pocos son las empresas excelentes, exitosas.

it_photo_115828La aplicación de la mejora de procesos no exime de implantar mejoras de inversión. De hecho deben ir acompañadas de la mano. En el siglo XXI es imprescindible tener un mínimo nivel tecnológico y de gestión de la información para no estar fuera del mercado, tanto en costes como en los requerimientos de servicio, flexibilidad y rapidez, solicitados por los clientes.

Sin embargo, y lamentablemente, en la práctica, nos encontramos con muchas empresas que su productividad, su eficacia es del 60%. Sus máquinas van a rendimientos del 85%-90%, siempre se escucha la palabra que no paren que no paren “las máquinas”, pero la eficacia del conjunto, de los operarios está entre un 50%- 60% (hablo de eficacia, productividad de los operarios, del valor añadido que sus operaciones aportan al producto a la empresa), ¿no será mejor que todo el conjunto de la empresa vaya al 85%, aunque las máquinas trabajen a una capacidad del 60-70%? .

Cuando hacemos una inversión debe ser a medio largo plazo. No podemos invertir en máquinas que desde el minuto uno vayan saturadas al 80 – 90%, si fuese así, deberíamos pensar que la inversión no ha sido buena, pues no nos va a permitir crecer ni siquiera en el corto plazo. Nuestras máquinas deben funcionar a la capacidad de producción diaria (ventanas que podemos terminar diariamente), nunca a su máximo rendimiento porque nos obsesionemos con que no pare.

El planteamiento adecuado sería el de combinar ambos ciclos. Realizar inversiones cuando sea posible/necesario y posteriormente aplicar Lean Windows PERSO para sacar el máximo jugo, el máximo provecho, tanto a los recursos existentes como a las nuevas inversiones, mejores costes, mayor flexibilidad, menor merma, etc. Y esperar a que los procesos sean revisados de manera exhaustiva para, en ese momento, plantear a Dirección la necesidad de invertir si se quieren alcanzar nuevas cotas de mejora.

Anuncios