PREOCUPATE DE LO IMPORTANTE NO DE LO URGENTE, acuérdate de afilar el hacha.

Cualquiera que vea esta gráfica pensará que ya la conoce.

¡Yo también!preocupate de lo importante

Pero me gustaría poder explicárosla de una forma muy sencilla:

  • Lo urgente se cuida solo, no te preocupes.
  • Preocúpate, sí, cuida de lo importante y no urgente. (Eso que tan importante es para tu organización y para ti mismo, que como no lo cuides y lo metas en tus prioridades, puede que no llegue nunca).

Es precisamente eso lo que hacemos en los proyectos de Mejora de Productividad “Lean Windows PERSO”, darle prioridad a temas de importancia abriéndoles paso con fuerza y determinación.

Porque lo difícil es gestionar. ¿Qué es gestionar?, muy simple en nuestra vida diaria estamos gestionando continuamente, pero en nuestro trabajo nos cuesta mucho o incluso muchas veces no llegamos a gestionar ¿Por qué?, porque nos metemos en nuestro ritmo diario y olvidamos lo IMPORTANTE.

Voy a poner un ejemplo que explica muy muy bien lo que es gestionar, el cual aprendí hace unos pocos meses en una formación y creo que os puede ayudar a entenderlo perfectamente. Gestionar es como elegir pinchos, sí !!!!!!!. Ahora estaréis pensando, ¿pero que nos cuentan hoy?, pues sí!!!!!!!, cuando llegamos a la barra de un bar nos gustan todos los pinchos, ¿Verdad?  de hecho nos los comeríamos todos, pero solo podemos elegir uno o dos, porque TODOS no podemos comerlos. Pues gestionar es eso mismo, tener la capacidad de elegir, dentro de todas las cosas urgentes, aquellas que son IMPORTANTES, porque muchas veces soy pequeñito y no tengo recursos para poder gestionarlo todo.

465_ppal_pintxos-2-byJanina-Kiwi

Por si no ha quedado claro voy a recordaros la historia del leñador, y la metáfora que esconde, una historia que refleja muy fiel lo que muchas veces nos ocurre.…

“Hace muchos años, vivía un leñador en un gran bosque junto a su mujer y sus hijos. La vida les fue bien mientras había árboles cercanos y los talaba, vendiendo posteriormente la madera y ganando el dinero necesario para poder comprar alimentos y lo más básico para su familia. Podíamos decir que su vida era feliz…

Pero un día, un gran incendio calcinó todos los árboles a kilómetros a la redonda y nuestro leñador no pudo seguir cortando árboles cerca de su casa, por lo que decidió marcharse a trabajar a una empresa maderera que había en otro bosque cercano.

Al llegar, le preguntó al capataz si podía trabajar, garantizándole que cortaría árboles tan rápido como el más rápido de sus leñadores, pues lo había hecho toda la vida, al igual que su padre, su abuelo, su tatarabuelo… El capataz ante tales afirmaciones decidió darle trabajo y que se pusiera manos a la obra ya mismo. Le dijo que empezara por una zona y que como mínimo debía cortar diez árboles cada día. Dicho y hecho, el leñador agarro su hacha y empezó a cortar árboles, al final del día había cortado veinte árboles. El capataz no cabía en sí de gozo, aquello era increíble nadie cortaba tantos árboles como nuestro leñador…

El segundo día, el leñador cortó quince árboles en lugar de veinte, pese a dedicar el mismo esfuerzo y energía que el día anterior.

El tercer día, sólo cortó diez árboles, dedicándole incluso mucho más esfuerzo y energía que el primer y segundo día.

Al cuarto día, nuestro leñador sólo pudo cortar cinco árboles en toda la jornada… Se acercó a su capataz y con lagrimas en los ojos, le dijo que había hecho lo mismo de siempre incluso cada día se esforzaba el doble, pero cada vez tardaba más en cortar cada árbol, era como si no tuviera fuerzas…, el capataz lo miró fijamente, después miro su hacha y a continuación, le dijo: ¡buen hombre, cuánto hace que no afilas el hacha.”

¿Afilar? No tuve tiempo de afilar, estuve muy ocupado cortando árboles dijo el leñador.

Cuántas veces estamos tan ocupados en lo que nos parece urgente, que le restamos tiempo a lo importante … Te invito a pensar y si quieres compartir tu opinión ESTUPENDO!!!!…
– ¿En qué estás ocupando tu tiempo, a qué le estás prestando atención?

-¿Estaremos dando palos a un tronco a la desesperada sin ver el verdadero problema?.

-¿Dedicas algo de tiempo a pensar y reflexionar sobre aquello que es lo más importante y no estamos prestándole atención?.

Pues piensa que si tu no lo haces, tal vez alguien lo esté haciendo por ti.

Anuncios