Calificación Energética de Edificios como una oportunidad a la rehabilitación eficiente en Ventanas y Fachadas. Parte 1.

aspecto etiqueta energética

El Real Decreto 235/2013 publicado el 5 abril, y que entró en vigor al día siguiente  de su publicación establece la obligación de poner a disposición de los compradores o inquilinos de los edificios o unidades de edificio tanto nuevos como existentes, un Certificado de Eficiencia Energética que deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios. De esta forma se podrá valorar y comparar su eficiencia energética, con el fin de favorecer la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía.

Este cambio de política de vivienda va acompañado de un plan de ayudas para apoyar las actuaciones que mejoren la eficiencia energética y la implantación de las energías renovables en los edificios.  

Certificado energético para alquilar o comprar

A partir del 1 de junio de 2013 será obligatorio poner a disposición de los compradores o arrendatarios de edificios o de parte de los mismos (siempre que los alquileres tengan una duración superior a cuatro meses), un certificado de eficiencia energética de la totalidad o parte de un edificio, según corresponda. Como acción ejemplarizante, las Administraciones Públicas también deberán disponer de certificado en sus edificios.

El objetivo de la medida es fomentar el ahorro y la eficiencia, así como que los compradores y/o usuarios puedan valorar y comparar los edificios, con el fin de favorecer la promoción de aquellos que tengan alta eficiencia y las inversiones en ahorro de energía.

El documento tendrá una validez de 10 años. Además de la información objetiva sobre sus características energéticas, el certificado deberá incluir recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética del inmueble.

escaparate-inmobiliaria-con-certificado-energetico  Estos certificados se exigían en España desde 2007, pero solo a las construcciones nuevas. En 2011, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea obligó al Estado español a que los reclamara también al parque de viviendas existente. La sentencia se ha acatado con casi tres años de retraso. En Francia, Italia y Alemania por ejemplo, los anuncios de venta o alquiler de casas ya se acompañan de su calificación energética.

Se calcula que esta normativa conllevará ahorros anuales de aproximadamente 32.000 tep, suponiendo que se realizaran actuaciones de mejora de la eficiencia energética en un 10% de los edificios certificados y se consiguiera un ahorro medio de un 20% con las medidas que se adopten.

¿Cómo se hace esta evaluación energética del Edificio?

Edificios de Nueva Construcción: programa Calener.

E:\users\pmoreno\Escritorio\vi0001.JPG Uno de los procedimientos utilizados para la Calificación y Certificación de un Edificio de Nueva Construcción será mediante el programa Calener.

Para realizar la certificación mediante este programa, se lleva a cabo una simulación del edificio objeto y otra simulación del edificio de referencia y se comparan entre si. El edificio de referencia es un edificio con las mismas dimensiones  y características generales que  el edificio objeto, pero con una composición de cerramientos (fachada, cubierta,…) mínima para el cumplimiento de la normativa actual (NBE_HE1).

Con este programa obtenemos un certificado que  evaluará la eficiencia energética del inmueble (edificio entero o parte del mismo), mediante una etiqueta de eficiencia energética, que asignará a cada edificio una Clase Energética de eficiencia, que variará desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes.

Podremos encontrarnos con  viviendas con una Etiqueta Energética inferior a E, en cuyo caso no incumpliríamos ninguna normativa pues normalmente suelen tratarse de  viviendas antiguas realizadas con normativa anterior, en las cuales es recomendable su mejora energética pero sin ser obligatorio.

Los resultados que se muestran en la etiqueta, incluyen los indicadores de emisiones de CO2 por cada metro cuadrado habitable del edificio objeto y del edificio de referencia. También se muestras las calificaciones parciales de los sistemas de calefacción, refrigeración y ACS (agua caliente sanitaria) de ambos edificios, expresando los resultados tanto en kWh/m2 como en kWh/año

Edificios Existentes: opción simplificada.

edificio existenteEn estos casos existe la posibilidad de realizar la certificación energética mediante un procedimiento simplificado en vivienda existente (CE3 Y CE3X)

El procedimiento de cálculo de los programas CE3  y CE3X es diferente al de Calener. Nos informa de la demanda del edificio  en kWh/m2 año y de las emisiones de CO2 generales del edificio, pero no realiza ninguna comparación entre un  edificio base y un edificio objeto.

Finalmente, sea cual sea el método empleado, el resultado que debes obtener será un certificado de eficiencia energética del edificio, que solo verdaderos técnicos pueden proporcionarte. Si necesitas un certificado, puedes ponerte en contacto con:

http://necesitouncertificadoenergetico.com/

Anuncios