¿Por qué nos cuesta tanto alcanzar resultados? ¿los métodos son adecuados? ¿y las personas? ¿y los hábitos?

Parte 1

Como sabes, uno de mis objetivos es ayudarte en abrir opciones nuevas a la hora de pensar. Y con esta entrada, quiero que te replantees la importancia de los métodos y de las personas para conseguir resultados. Llevo muchos meses preparando esta batería de entradas que vamos a ir introduciendo poco a poco, así que espero remover vuestros pensamientos y aportaros nuevas ideas.

Estoy atascado, no consigo mejorar mis resultados. Cuántas veces te has preguntado ¿Porque no estoy consiguiendo los resultados deseados?. ¿Qué puedo cambiar o hacer?, ¿Los procesos y métodos que tengo son los adecuados o podrían mejorarse?, ¿He sabido rodearme de buenos responsables?.

por-que-nos-cuesta-tanto-alcanzar-resultados

Cuando llegamos a una empresa, interesada en que le ayudemos a implantar un proceso de mejora de productividad (Lean Windows PERSO), o de Calidad, nuestra primera pregunta siempre es la siguiente ¿Qué tal es tu gente?, ¿tu equipo de trabajo? , y ¿El responsable o encargado?, tiene visión y ganas de cambiar, de mejorar, o sin embargo,  ¿le cuestan los cambios?.

Lo que NO pregunto es, cuánto sabe de ventanas. Sinceramente, eso me da lo mismo.

 Como aproximadamente, en el 75% de las respuestas es que, al responsable de producción le cuestan los cambio, mi siguiente objetivo, es saber si el responsable en cuestión se va a dejar ayudar, si hay posibilidades de cambiarlo, de reconducirlo, hacerlo un excelente encargado y si contamos con el apoyo y ayuda de la gerencia. Así que vamos a ello, pero por favor, antes de continuar leyendo, te pido que pienses durante 5 minutos que está ocurriendo en tu empresa.

¿Ya lo has pensado?, ¿de verdad?. De ser así, ahora puedes continuar.

Seguro que ahora estarás pensando, ¿y porque preguntaran eso y no cuanto sabe de ventanas?, pues muy sencillo, porque con responsables que no asumen que las cosas pueden mejorar, estando convencidos de que nadie puede enseñarles nada, los resultados tras nuestros proyectos de implantación de la metodología, aun siendo importantes “alrededor de un 40% de mejora de productividad”, son menores a los conseguidos en aquellas empresas donde  los  responsables están predispuestos a la mejora y al cambio, independientemente del grado de conocimiento que tengan en Ventanas. A parte, de que conseguir la mejora nos requiere más tiempo.

¿Y sabéis de quien impulsa siendo responsabilidad que este responsable tenga esa visión y actitud al cambio y a la mejora?.

Después de los 11 años que llevamos implantado la metodología a nivel externo y analizando porque unas empresas son bastante más productivas que las otras, la respuesta es muy, pero que muy obvia y sencilla, el gerente o la dirección en estos casos está formada por verdaderos líderes que creen en una mejora continua entendida,  como un sistema que promueve y fomenta dentro de la empresa la práctica continua de mejoras, y que no solo lo impulsan sino que  ponen los mecanismos para llevarlo a cabo, e implantarlo.

Entonces, ¿ahora nos a quedado claro de quien depende, inicialmente que tengamos un buen equipo que nos facilite conseguir los resultados?

Ahora la pregunta es ¿Por qué solemos fallar en la elección de nuestros responsables?, ¿que hacemos mal? ¿porque pasa esto?.

nin%cc%83o-pensando-soluciones

Primer error, pensar, que es requisito indispensable, que el encargado sepa de ventanas y que este se considerado requisito suficiente.

Lo primero que debemos, es saber que lo que antiguamente conocíamos como gestión de la producción, hoy en día se llama dirección o gestión de operaciones,  y nada tiene que ver con la antigua gestión de producción.

En esta vida TODO, TODO cambia, y si nosotros aprendemos y evolucionamos nuestros responsables y nuestra empresa también lo harán.

Ahora vamos a entender de que trata este nuevo concepto de operaciones de HOY y porque surge. Para lo cual, debemos saber que en los años 70, a raíz de la intensa crisis, el departamento de producción, que es como se llamaba antiguamente era un departamento puramente técnico cuyo objetivo se centraba básicamente en fabricar ventanas y en controlar su calidad.

Hoy en día algunos dueños o gerentes siguen pensado en la producción bajo estos mismos términos o concepto, por lo que continúan valorando al encargado por el número de tipologías de ventanas que sabe fabricar (oscilobatientes, elevadoras, plegables, osciloparalelas, puertas de entrada……… Cuantas más conozca, mejor encargado va a ser, sin valorar ni conocimientos de gestión, ni actitudes y habilidades con el equipo.

Nunca he sido capaz de entender este concepto. ¿A caso, el resto de trabajadores no saben fabricar ventanas?. Puede ser, que ventanas especiales no sepan fabricarlas todos, pero seguro que tendrás uno o varios especialistas, ¿verdad?. Entonces, ¿porque no hacemos que tu responsable se diferencie del resto con conocimientos nuevos más importantes para la buena gestión y marcha de tu empresa?

Continuando con la historia, este departamento de producción debido a una serie de cambios sustanciales que afectaron a los hábitos de consumo y a una mayor exigencia por parte de los consumidores se convirtió en el departamento de operaciones que junto con las áreas de marketing -comercial y finanzas, deben conformar los departamentos claves para la buena marcha de la organización.

Pero, ¿Qué hace este departamento?

Es el que se encarga de transformar las  materias primas (perfiles, herrajes………similares a los de la competencia, sin ningún valor añadido inicial para el cliente), en un producto acabado, “una ventana”,  que al final debe tener un alto valor añadido , el cual debe ser apreciado por nuestros clientes. Por lo que  su finalidad, es la de encontrar y conseguir ventajas competitivas para la compañía (fabricando las ventanas con menores costes, mejor calidad final, mejor plazo de entrega y mayor valor percibido y satisfacción por nuestros clientes …….que nuestra competencia).

Cuanto más diferenciado sea el valor con respecto al de la competencia y más sostenibles en el tiempo, mejor, por lo que si este departamento  no está bien gestionado perderemos  competitividad y ventas.

ventas y costos

Por ello, hoy en día las decisiones y gestiones que tomamos en este departamento y, por ende, su responsable, afectan directamente, sobre los resultados y la buena marcha de la empresa, ya que se trata del departamento que gestiona  una gran parte de los recursos de la empresa: capital, personal, materias primas y energía.

Por lo tanto, estaréis de acuerdo conmigo que  ya no podemos pensar en que un buen encargado de producción solo debe saber de ventanas y ser un buenísimo técnico, sino que debe saber muchas, muchísimas más cosas (debe saber de tiempos, de capacidades productivas, de planificación, de calidad, de desperdicios – operaciones que no aportan valor, de costos de producción……………..) y disponer de unas actitudes que si no las tiene tendrá que adquirirlas (pero esto lo veremos en una próxima entrada).

Sino pensamos así nos hemos anclado en el pasado y no hemos evolucionado a la nueva era de gestión de las empresas modernas y competitivas que cada día por suerte son muchas más en este sector tan maravilloso.

nuevas-tecnologias-aplicadas-a-la-educacion-11-728

Para que lo entendáis de una forma muy sencilla y haciendo un símil con el fútbol estaréis de acuerdo conmigo en que no  TODOS LOS BUENOS JUGADORES DE FÚTBOL SON BUENOS ENTRENADORES.

Voy a recordar el caso de Cruyff, que rompió moldes en el fútbol moderno. ¿pero por qué?, porque se convirtió en un auténtico “pensador”, con visión preclara sobre la estrategia y la táctica a desarrollar por su equipo. También podemos pensar en un Pep Guardiola, quien consiguió 6 títulos oficiales en un mismos año y fue nombrado mejor entrenador del año del 2009 al 2011.  Pero estaréis de acuerdo conmigo en que ambos entrenadores, tenían conocimientos mucho más amplios que lo que solo es jugar al fútbol.

¿Entonces porque en nuestras fábricas tendemos a poner de responsables a buenos jugadores de fútbol sin conocimientos ni de gestión, ni de liderazgo de personas, ni de eficiencia, ni de tiempos de fabricación, ni de costes, ni de………..?

Tendremos que formales, entrenarles, darles la oportunidad…….De no ser así, lo que conseguiremos es que nuestras empresas estén gestionadas por excelentes oficiales de primera, no por auténticos gestores y líderes.

¿Quién dijo que era fácil?, lo mejor de todo esto, es que al final las personas están deseando de aprender y progresar y si se les ayuda dejan de oponerse al cambio porque encuentran el camino para entender como llevar a cabo las mejoras y alcanzar los resultados.

Si os ha resultado interesante, en la siguiente entrada, comentaremos el que considero que es el Segundo Error,  Desconocimiento de las funciones y Responsabilidades de esta figura en la empresa analizaremos y veremos una relación de cuáles deben ser las funciones y responsabilidades de un excelente encargado o gestor de la producción en fábricas de ventanas, para así conseguir los resultados deseados. Hasta la próxima y deseo haber contribuido a pensamiento nuevos.

 

Anuncios

Son los actos más sencillos y pequeños los que consiguen grandísimos impactos

Hola de nuevo a todos, espero y deseo que hayáis cogido muchas, muchísimas fuerzas durante estas vacaciones que os ayuden a cumplir los objetivos de este año. Si!!!,si!!!! que ya queda muy poquito así que a ponerse las pilas YA, sin tardar,  que sin darnos cuenta estamos en navidad.

Pues de nuevo y como continuación del vídeo anterior, del cual he recibido muchos mensaje positivos, hoy quiero compartir  con vosotros, este excelente, maravilloso video que tenía preparado y  que está totalmente relacionado con el anterior. Prestar atención a como un acto que aparentemente parece pequeño y simple puede causar un impacto  grandísimo tanto en valores, como en generosidad, como en felicidad……

No olvidéis nunca que tanto en nuestras vidas, como en la empresa, son los pequeños detalles, las pequeñas cosas, las  más insignificantes, las que marcan la diferencia y quedan grabadas para siempre. ESPERO QUE OS GUSTE. Ah, y pronto tendré muchos, muchos más artículos que durante estas vacaciones me habéis solicitado. Hasta pronto y espero que os guste.

 

ASÍ SON LOS HÉROES DE HOY

“Convirtámonos en  héroes SIN NECESIDAD DE RECONOCIMIENTO, en personas  curiosas, de ejemplo, de entereza, anónimos para la historia, pero inspiradores para quienes tienen el privilegio de convivir con nosotros, y comprometidos con algo más que con nosotros mismos”.

Convirtámonos en héroes con capacidad de ayudar, de seguir adelante, de dar ejemplo  a pesar de los obstáculos del camino,  ejerciendo  una influencia positiva en nuestro entorno transformando las dificultades en oportunidades, en vez de vivir y transmitir  una queja o  lamento continuo.

El reto está en superarte, en convertirte en el mejor proyecto de ti mismo  colaborando al mismo tiempo  con todas las personas que te rodean.

Este vídeo, creo que es el mejor ejemplo de que son los pequeños detalles, las pequeñas actuaciones, las que en la gran mayoría de las ocasiones causan grandísimos impactos, y  felicidad.

Muchas veces nos complicamos y olvidamos que la felicidad se puede conseguir, abriendo los ojos al mundo para poder detectar esos pequeños detalles, confiando, y sobre todo, sobre todo:

  •  Poniendo pasión en todo aquello que hacemos!!!!!!!!!,  y
  • Disfrutando con ello sin importarnos lo que obtengamos a cambio ni lo que piensen u opinen los demás!!!!!!!!.

La heroicidad cotidiana es una actitud, no un resultado. Espero que este vídeo te guste tanto como a mí.

 

 

 

EN TU EMPRESA OCURRE LO QUE TÚ PERMITES QUE OCURRA CON EL EJEMPLO QUE TÚ DAS.

Te invito a que reflexiones antes de comenzar con este artículo. ¿Quién es el responsable de TODO lo que ocurre en TU EMPRESA?, ¿Quién es la máxima autoridad?,

Si durante décadas no nos hemos preocupado ni de la mejora de los procesos, ni de la productividad, ni de nuestros personas y equipos… ¿Qué podemos esperar?… ¿una organización super-ágil y con una rápida capacidad de reacción frente al mercado?, o por el contrario ¿una organización lenta, tediosa y poco competitiva?

“Si NO quieres equivocarte, NO cambies nada, NO hagas nada nuevo, NO lo intentes,… pero prepararte para desaparecer”.

Sin embargo, si eres una de esas empresas que yo llamo excelentes, porque SÍ, SÍ que te preocupas cada día de mejorar tus procesos, tu competitividad, de tu equipo y colaboradores, estoy segura, que solo en este caso, te encontrarás compitiendo perfectamente, aprovechando las oportunidades, creciendo y ganando dinero.

“Intenta y falla, pero nunca falles en no intentarlo.”

En tu empresa, tanto los resultados, como la imagen que transmites, como el equipo que tienes y en el que se va convirtiendo, está unido a las actividades, a las acciones y a la cultura que estás haciendo cada día y que piensas hacer. Así que vigila en cada momento el contenido de tu mochila en cuanto a gestión, actuaciones, cultura, valores….

ants_leader CON LETRAS

Un día, una de las personas que he tenido la suerte de conocer y que para mí ha sido un gran referente en mi aprendizaje, me enseñó que “si no te diferencias, es mejor NO competir…” el éxito está en la diferenciación. Es decir, tener o hacer algo diferente al resto, todos los días, ya que lo que te diferencia hoy, mañana alguien te lo ha copiado. Y además esta filosofía te mantiene activo y motivado ya que no hay peor enemigo que la MONOTONÍA.

Puestos a apuntar ideas “milagrosas” ahí va otra y diferenciadora: “Consigue que tus empleados y directivos vayan todas las mañanas a la empresa pensando en cómo mejorar el producto/servicio y con el punto de vista prioritario del servicio al cliente”. Esa actitud, tan rara hoy en día, suele conseguir resultados sorprendentes… pero claro requiere de un esfuerzo e impulso por parte sobre todo tuyo, de la gerencia, dirección y responsables.

“El TALENTO NO es lo más IMPORTANTE. Lo más IMPORTANTE es el ESFUERZO”.

“La ACTITUD ante el APRENDIZAJE es tan importante como la HABILIDAD INNATA para el ÉXITO”.

Y si conseguirlo por ti mismo te resulta complicado, siempre puedes contar con empresas especializadas externas, que puedan guiarte, orientarte, animarte, apoyarte y  hacerte el camino más fácil  como si  de un entrenador personal se tratasen, que pueden aportarte ideas frescas, diferenciadoras y allanarte el camino para convertir tus ideas en resultados más rápidamente.

En nuestro caso como consultores, cada día es diferente y fascinante, hecho que nos permite aprender cada día y compartir las experiencias para que de ellas podamos conseguir las mejores formulas para cada uno de vosotros.

Después de los ya 11 años que llevamos ayudando a las empresas en la mejora, observando y analizando a las empresas de MAYOR éxito, HOY puedo confirmar que si bien cada uno de nuestros trabajos comienza como un proyecto, solo aquellas empresas en las que;

  • El gerente consigue que la organización entre en la rueda de la mejora y diferenciación continua, siendo capaces de extenderlo a lo largo de todos sus procesos (producción, almacén, compras, calidad, análisis de costos, logística, desarrollo producto).
  • El gerente convierte esta filosofía-cultura de mejora continua rápidamente en la manera con la que la organización actúa y convive en su día a día.
  • El gerente consigue que las personas que trabajan en la organización, sean partícipes de los cambios de su entorno y sus procesos.

Son las que consiguen que los cambios queden impregnados en los procesos de la organización no solo en un corto plazo, sino en un medio y largo. Es decir, el ÉXITO, el poder CONSEGUIR depende de TI, GERENTE – RESPONSABLE.

Y la respuesta a porque son estas las empresas que alcanzan el éxito, es muy sencilla, porque están entrenadas a la situación real, actual e instaurada que estamos viviendo del cambio, preparados para reaccionar más rápido que su competencia porque conocen mejor las necesidades (reales) de sus clientes y se zambullen en un permanente proceso de revisión de sus procesos, productos y/o servicios, en definitiva… se movilizan rápido ante la variable fija en la que se ha convertido el cambio.

Ser inteligente es la capacidad de adaptarse al entorno de la forma más eficaz, capacidad que varía según el contexto, e implica flexibilidad en situaciones muy diferentes….con estas palabras no te cuento nada revolucionario….es la idea originaria de Darwin (Teoría de la evolución), año 1859.

Son empresas donde el gerente y los responsables sufren en sus propias carnes cada vez que hay cambios pero a pesar de ello, trabajan cada día de forma apasionada, en equipo y sin descanso por conseguir alguna mejora, alguna diferenciación, y reconociendo que hay tantos derechos como obligaciones.

Sin embargo y por otro lado, a pesar de que esta situación del cambio constante parece ser una realidad, la realidad es que aún hay muchas empresas cuya velocidad a la que cambian y mejoran sus procesos, las políticas y los procedimientos sigue siendo demasiado lentos o incluso me atrevería a decir nula… independientemente de su tamaño, e incluso ubicación geográfica o país. Y para dar ese cambio se necesita de gerentes, lideres que entiendan que la clave para incrementar la velocidad de crucero para reaccionar al mercado consiste en dar ejemplo, cambiando ellos los primeros y obteniendo cambios muy muy rápidos y en muchos casos reaccionando simplemente ante reacciones de “Ya no puedo más”, “Ya no puedo continuar así”.,

Si quieres aprender a triunfar tienes que ayudar a las personas de tu empresa con tu propio ejemplo. Creo que este vídeo, aunque ya le he compartido con vosotros en alguna otra ocasión, puede resultar muy ejemplarizante para este articulo.

Al fin y al cabo, por mucho empeño que pongas a las cosas, si no cuentas con el apoyo y el respeto de los que te rodean, te acabarás quedando solo con tus ideas, y recuerda que para triunfar necesitarás de ayuda, de un buen equipo.

En breve, abriremos una nueva sección de artículos de nuestra colaboradora Ana González, experta en Motivación y  Liderazgo Transformacional de equipos altamente Coexionados. Espero que también os gusten y os aporten nuevas ideas para continuar buscando nuestras propias mejoras y diferenciación.