¿Cuándo es necesaria una nueva distribución en planta?

distntes de comenzar este artículo, me gustaría recordar lo que entendemos por una distribución en planta.

layout

¿Quien se atreve a dar respuesta a esta pregunta?

La distribución en planta, se define como la ordenación física de los elementos que constituyen nuestra empresa. Pero no solo se refiere a situar las máquinas, los bancos de trabajo, las estanterías……Ésta ordenación comprende también el estudio de los espacios necesarios para los movimientos de las personas, para el almacenamiento tanto de materia prima como producto semielaborado y terminado, el estudio a corto medio plazo de posibles inversiones o cambios en maquinaria, crecimientos y todas las actividades que tengan lugar en dicha instalación.

Por lo tanto, un estudio de distribución en planta puede aplicarse en una instalación ya existente, o en una nave nueva, o en proyección.

Sin embargo, ¿que está pasando? ¿que ha cambiado?.

En este mundo y entorno cada día más competitivo, las empresas deben asegurar cada vez más sus márgenes de beneficio, haciendo necesario estudiar y evaluar con minuciosidad,  TODOS, y repito TODOS y cada uno de los  grandes y pequeños detalles. ¿Y cuáles son estos detalles? ¿cuales son los detalles que nos ayudarán a mejorar nuestros margenes de beneficio?, ¿Os los habéis preguntado? vamos a ver algunos de ellos:

whowhatwhywhenwherehow

  1. Con qué estamos produciendo,
  2. Cómo lo estamos haciendo,
  3. Cuáles son los motivos que reducen nuestras capacidades productiva. En este apartado voy a daros alguna pista, basada en nuestras experiencia. En el 90% de las veces, las causas que reducen nuestras capacidades productivas suelen estar ocasionados por un  proceso desequilibrado y/ o un proceso no  adecuado en cuanto a diseño y distribución de la planta, causas que reducen nuestras capacidades y productividades, impidiéndonos conseguir el mejor funcionamiento de nuestro proceso y de  nuestras instalaciones.

Pero ahora seguro que os plantearéis, ¿como puedo detectar si necesito replantear mi distribución en planta?, ¿si estoy dejando de ganar dinero por ello?. Pues es muy sencillo, en general existen gran variedad de síntomas que nos indican si una distribución precisa ser replanteada, solo párate a pensar durante cinco minutos, si en tu empresa suceden algunos de los síntomas que voy a enumerar a continuación:

  1. Espacio insuficiente (para almacenar perfiles, ventanas terminadas…..). Pensar que nos falta espacio, que necesitamos una nave mayor, es el principal síntoma y no siempre estas en lo cierto. Aunque pienses que te has quedado sin espacio y parezca obvia la falta de espacio, así como la solución, pasando por  la adquisición de otra instalación o cambiando a unas instalaciones  mayores, puedo confirmaros que por nuestra experiencia, en el 90% de las ocasiones el problema no es la falta de espacio, sino un proceso sin flujo que hace que necesitemos más espacio del que realmente es necesario, pero que si  mejoramos nuestro proceso y distribución en planta, en el 90% de las ocasiones se resuelve el problema de la falta de espacio sin inversiones de instalaciones nuevas. Sino lo planteamos así, estaremos en desventaja competitiva con respecto a los que si que tienen un correcto proceso ya que nuestros costos aumentarán por necesitar más espacio, ya que tendremos que invertir en alquiler o compra  otra instalación que lógicamente cuesta dinero, y hace que nuestros costos sean mayores. Como he comentado,  solo si lo has experimentado podrás creerme, pero os repito que resuelto el problema del proceso, se resuelve el problema del espacio sin inversiones de nuevas naves en el 90% de las ocasiones.
  2. Congestión en pasillos por exceso de almacenamiento de productos intermedios (perfiles cortados y/o mecanizados, hojas, marcos) y ventanas terminadas.
  3. Tiempo de movimiento de materiales elevado por parte de operarios cualificados (encargados moviendo materiales y/o ventanas continuamente),
  4. Exceso de movimientos de personas.
  5. Tiempos de entrega de ventanas excesivo.
  6. Necesidad de horas extras.
  7. Aumento de daños en materiales y ventanas.
  8. Perdidas de materiales.
  9. Elevados índices de accidentalidad y alta rotación del personal.
  10. Elevados gastos indirectos.
  11. Crecimiento – Expansión de la producción.
  12. Muchas de las hoy fábricas de producción pequeñas, serán mañana fábricas de tamaño medio. Éste crecimiento se tornará gradual y constante y deberá considerarse siempre la distribución de la planta en la planificación estratégica de la organización.
  13. Nuevos Métodos.
  14. Nuevos Productos.
  • Aún cuando para la fabricación de nuevas series o sistemas pensemos que se utilicen los mismos procesos existentes en la compañía, vamos, que pensemos que no cambian, siempre deberán considerarse nuevos retos de almacenamiento y manipulación de los nuevos  materiales, que con seguridad se presentarán, donde se van a colocar los nuevos perfiles…… Del mismo modo que seguro que los tiempos de fabricación del nuevo sistema será diferente (mayor o menor) según tipo de escuadras, gomas….. y aumentará la presión sobre el espacio para fabricación con que se cuenta.
  1. Instalaciones nuevas.
  • La función principal de una instalación nueva es la de permitir una distribución más eficiente. En éste caso se tiene la oportunidad de eliminar todos aquellos aspectos estructurales y de diseño que restringen un óptimo funcionamiento de la organización. El diseño del nuevo edificio debe facilitar el crecimiento y la expansión que se estimen necesarios a un corto, medio y largo plazo.

Por lo comentado anteriormente, los dos momentos más lógicos para considerar un estudio o cambio del diseño de nuestra planta son:

  • Cuando pensamos que nos hemos quedado sin espacio.
  • Cuando nuestros costes indirectos comienzan a aumentar.
  • Cuando se realizan mejoras en los métodos-procesos o
  • Cuando se realizan cambios o inversiones en maquinaria.
  • Cuando cambiamos de instalación.

Las buenas distribuciones en planta deben ser proyectadas a partir del estudio de los procesos y de los métodos de trabajo teniendo en cuenta las necesidades productivas (ventas actuales y a medio plazo), las tipologías de productos (variedades de series, tipos de ventanas), la maquinaria y el equipo tanto actual como futuro.

Por ende, siempre que una iniciativa de distribución se proponga, en su etapa inicial se deberán reevaluar los métodos y procesos (tiempos, operaciones, recursos humanos), de la misma manera que cada que se vayan a adoptar sistemas-series de ventanas nuevas o instalar nueva maquinaria, será un buen momento para evaluar nuevamente la distribución de nuestra planta.

 

Anuncios