ASÍ SON LOS HÉROES DE HOY

“Convirtámonos en  héroes SIN NECESIDAD DE RECONOCIMIENTO, en personas  curiosas, de ejemplo, de entereza, anónimos para la historia, pero inspiradores para quienes tienen el privilegio de convivir con nosotros, y comprometidos con algo más que con nosotros mismos”.

Convirtámonos en héroes con capacidad de ayudar, de seguir adelante, de dar ejemplo  a pesar de los obstáculos del camino,  ejerciendo  una influencia positiva en nuestro entorno transformando las dificultades en oportunidades, en vez de vivir y transmitir  una queja o  lamento continuo.

El reto está en superarte, en convertirte en el mejor proyecto de ti mismo  colaborando al mismo tiempo  con todas las personas que te rodean.

Este vídeo, creo que es el mejor ejemplo de que son los pequeños detalles, las pequeñas actuaciones, las que en la gran mayoría de las ocasiones causan grandísimos impactos, y  felicidad.

Muchas veces nos complicamos y olvidamos que la felicidad se puede conseguir, abriendo los ojos al mundo para poder detectar esos pequeños detalles, confiando, y sobre todo, sobre todo:

  •  Poniendo pasión en todo aquello que hacemos!!!!!!!!!,  y
  • Disfrutando con ello sin importarnos lo que obtengamos a cambio ni lo que piensen u opinen los demás!!!!!!!!.

La heroicidad cotidiana es una actitud, no un resultado. Espero que este vídeo te guste tanto como a mí.

 

 

 

Anuncios

Manos a la obra. España necesita líderes que contagien alegría.

Si pudiéramos hacer un ranking con las palabras más utilizadas en los dos/tres últimos años en el ámbito empresarial, la ganadora –con gran diferencia sobre la segunda clasificada- sería la palabra “crisis”. A pesar de que algunos se empeñen en demostrar con datos –seguramente ciertos- que vamos por el buen camino, la crisis está erosionando nuestro ánimo y espíritu colectivo.

Somos conscientes de nuestras emociones individuales, y desd534352_10150842925146496_1249716237_ne hace relativamente poco tiempo se están realizando estudios científicos sobre las emociones colectivas por la importancia de las mismas, de hecho, las pudimos observar y sentir muy en positivo a nivel nacional cuando la Roja ganó el Mundial y en negativo muchos de nosotros podemos participar del tenso ambiente colectivo que se mastica en las empresas, cuando los números no salen.

Las emociones se contagian, y especialmente las emociones negativas, como la tristeza o el miedo, que se contagian más rápidamente que las positivas como la alegría. Algo que hay que repetir a muchos jefes –no líderes– que se empeñan en entrar día a día en sus despachos con semblante tenso y sin apenas saludar.

Cuando las emociones se prolongan en el tiempo llegan a convertirse en estados emocionales que definen caracteres. Por eso, hay personas que son extremadamente miedosas aún en condiciones favorables y otras que viven sumergidas en una profunda melancolía aunque a su alrededor disfruten de diversión y alegría.

Después de trabajar varias semanas en Centro América y México, al regresar a España he notado una gran diferencia de estado de ánimo. Aquí se habla de recortes presupuestarios, de la prima, de la bolsa, tibias esperanzas sobre el futuro mientras que Centro América, Sudamérica y México siguen creciendo, siendo un espectáculo de optimismo (que me recuerda a los años de bonanza de España 2006,2007) pareciendo bastante ajenos a la realidad que vivimos en la vieja Europa. Por supuesto, estos países tienen otras dificultades y otros retos diferentes a los nuestros, pero el ambiente emocional que se vive en sus círculos empresariales dista mucho del nuestro. Espero que copien lo bueno de Europa para que no se vean en un futuro sumergidos en nuestra melancolía. En estos momentos tenemos que escapar del estado anímico de España y contagiarnos del de estos países.

580116_10150837396261496_632106445_nComo me dijo en el avión de vuelta un directivo mexicano de una multinacional líder mundial en exportación: “España está triste”. Y después de pasar una temporada por allí, ratifico su punto de vista. Por ello, tendremos que incluir en nuestras actuaciones empresariales, como impulsar la innovación y el liderazgo, sin olvidarnos de los estados de ánimo que nos envuelven. Si no trabajamos el optimismo personal y el de nuestros equipos, difícilmente podremos salir adelante. Hay tristeza, es cierto, pero también somos afortunados por las muchas posibilidades de las que disfrutamos y que otros no pueden tener a su alcance, así como por todas las lecciones que hemos aprendido en estos años de retroceso y que por suerte ahora tenemos que poner en práctica, deberes pendientes (que el crecimiento tan rápido no nos dejó poner en práctica), como: trabajar por la mejora continua, por la competitividad, “por la superación día tras día, siendo talibanes de la eliminación de las operaciones que no aportan valor y que por tanto nos quitan del primer puesto como empresas”, satisfacción de nuestros clientes (pero no de boquita, como se ha venido haciendo, sino de verdad, poniéndonos manos a la obra) .

Por suerte, (y digo por suerte porque el comentario, saca a la 558435_10150891299031496_19555373_nluz que tenemos posibilidades, deberes por realizar), el comentario común de las empresas que ayudamos con proyectos de competitividad a lo largo de los dos, tres últimos años es “¿Si hubiese hecho esto hace 5 años”?, pero otro problema es nuestra visión a corto plazo y no a medio/largo plazo. Hace cinco años, la falta de competitividad y productividad de la mayor parte de las empresas Españolas era la misma que la actual, pero siempre quedaba dinero, había exceso de trabajo y a la vez mucho margen, por lo que las empresas pensaban que no necesitaban mejorar. Hoy se ha dado vuelta a la tortilla y ya no hay márgenes por lo que las empresas que no sean competitivas, den un exquisito servicio a sus clientes, o no se preparen para ello, no tienen cabida en nuestro mundo empresarial cada día más agresivo y competitivo, donde los mercados emergentes ganan terreno y además con ventaja si aprenden de los errores de la vieja Europa, por ello a todos, MANOS A LA OBRA.

Un líder apuesta por EL CAMBIO Y LA EXCELENCIA

image 

La búsqueda de la excelencia personal y profesional no debe tener límites. Debe ser siempre la meta de todo ser humano.

 

Hoy con todo lo que está aconteciendo en el mundo, me ha venido a la memoria una frase de un amigo respecto a su jefe.  Cuando me comentaba sus problemas en búsqueda de opiniones, al final de nuestra conversación siempre me argumentaba, “No puedo plantear eso a mi jefe” porque “Por no arriesgar (como no tiene la certeza de que le va a tocar) no juega ni a la lotería”. Automáticamente yo le preguntaba: ¿Cuánto tiempo le queda a tu jefe para jubilarse?. “No lo se”, queriendo tener el control de todo supongo que no se jubilará”era siempre su respuesta. Está Claro que ese jefe no es un líder y no ha dejado liderar a su equipo, por desgracia hace unos meses esa empresa cerró con su jefe a bordo del barco.

Hay una frase muy buena que este año laclip_image002 hemos utilizado de eslogan, y que dice      si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”.

Yo adaptándola a los líderes (a los verdaderos y auténticos empresarios y directivos) que necesitamos en nuestras empresas la transformaría en, si siempre haces lo mismo, ¿que haces aquí?. Y es cierto, porque un directivo, debe tener la capacidad de arriesgar, de cambiar las cosas, de mirar el futuro con una perspectiva más amplia, sin dejar nunca de ejercer esta labor, ya que si las cosas van mal, no hay nada peor que no hacer nada. Aunque iría más lejos, y es que aún cuando las cosas van bien, también hay que ir cambiando. Esto es un valor principal para el crecimiento de las personas y el desarrollo de su talento.

Sin embargo, es habitual escuchar a las madres “solo tienes cuatro años”. Todavía no puedes hacer eso, no te manches, no te mojes…….

Nos enseñan a amoldarnos. Desde niños nos susurran cariñosamente al oído cuál es la historia que debemos vivir (y cada día más).  imageNos moldean y tratan de definir las características de nuestro personaje. Bosquejan el guión que prescribe todas nuestras acciones. Si actuamos conforme a las reglas que escriben para nosotros, entonces nos llenan de elogios, regalos y caricias. Pero ¡ay de aquel que se atreve a improvisar! Entonces se le reñirá, se le castigará.

El BUSQUEDA DE LA EXCELENCIA termina cuando te importa más mancharte las manos que pasarlo bien.

clip_image006Y lo triste es que con el discurrir de los años interiorizamos ese papel: integramos en nuestra identidad la historia que nos impusieron, aceptamos sus valores y creencias, moldeamos nuestra conducta para ajustarnos a lo que se espera de nosotros. En definitiva, aprendemos que lo más seguro es seguir el guión, el mapa que nos han dibujado, y por ello casi no hay auténticos líderes ya que nos acaban educando para no destacar, pasar desapercibidos, ser invisibles, no tomar decisiones ¿es eso lo que quieres para ti y tu empresa? Buscar siempre la seguridad es a la larga la estrategia más arriesgada, ya que nos convertimos en mediocres y por tanto invisibles.

El no conformarnos con lo que tenemos y buscar nuevas vías de excelencia que nos conduzcan a resultados mejores es fundamental. Alguien puede decir, “es que todo me va bien”, pero ¿porque no hacer algo para ir aún mejor?. En ocasiones, el conformismo puede precipitarnos hacía una zona de comodidad donde es muy fácil que se instale la mediocridad. Por ello, el tener unas expectativas altas, pero reales, son las que “espantan” a ese mediocridad y le hacen sitio a la continua búsqueda de la excelencia.

Un directivo – un mando intermedio debe ser un autentico líder teniendo la cualidad de saber que debe estar apostando continuamente por el cambio y por la excelencia.

Apostar tiene dos resultados, ganar o perdery por tanto conlleva asumir riesgos, pero para poder conseguir el éxito, debemos ser conscientes que debemos realizar muchas acciones que nos diferencien de la competencia y nos hagan ir por delante.

Los riesgos los tenemos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, y sin embargo todas las mañanas nos ponemos en marcha. La clave está en ser capaces de correr riesgos por algo que merezca la pena. No se trata de apostar por apostar. Se trata de invertir el tiempo y los recursos en busca de un objetivo que nos permita cambiar o mejorar las cosas. Lo que no tendría sentido es arriesgarnos por algo que no valga la pena.

clip_image008Si nos paramos a pensar, todos en algún momento hemos corrido algún riesgo, y sin embargo, lo más probable es que nos hayan ayudado a mejorar y a hacer que ahora nos encontremos en el lugar en el que estamos, porque aunque hayamos cosechado derrotas estas nos han servido como experiencias de vida.

Entonces, No tengamos miedo a cambiar las cosas y a pensar que las cosas pueden ser mejor de lo que vinieron. Tenemos en nuestras manos la posibilidad de apostar hacía donde nosotros estemos dispuestos a llegar, por tanto APUESTA POR LA EXCELENCIA.

SI QUIERES ALCANZAR LA EXCELENCIA DEBES BUSCAR EL RIESGO

 

Debemos estar atentos a las oportunidades que nos brindan. No importa lo lejos que estén nuestras metas lo realmente importante es no dejar de subir nunca!!!!! Vive la vida con entusiasmo y se siempre positivo!!!! Trabaja por conseguir todos tus objetivos y ellos vendrán a ti !!!!!!!