¿Que habilidades y cualidades debe tener tu Responsable de Producción?.

¿Por qué nos cuesta tanto alcanzar resultados?, ¿Sabemos cuáles son las habilidades y cualidades de un responsable de producción en una fábrica de ventanas? Con esta tercera entrada vamos a analizar la importancia de la  3ª  causa por la cual nos cuesta alcanzar los resultados deseados y esta no es otra que la carencia de dotes, habilidades y cualidades, en muchas ocasiones de nuestros responsables. Pero, ¿Cuáles son estas habilidades?.

Recientemente, con gran sorpresa y alegría, me encontré una organización en la que el encargado de producción ejercía el papel adecuado a su función. Esto me sorprendió gratamente, pues aunque os suene extraño, esta no es la situación que suelo encontrarme. Sin embargo, en esta ocasión la empresa invertía anualmente en potenciar y desarrollar a sus responsables y líderes.

Liderar con talento debe ser una máxima en nuestro quehacer diario, ya que una de las diferencias positivas y más importantes de una empresa reside en la calidad y profesionalidad de las personas que la componen.

¿Es necesario que un encargado sepa hacer el mismo trabajo que un operario?, a esta última pregunta creo que respondíamos en el artículo anterior, pero por favor antes de continuar párate a reflexionar 1 minuto, y por favor date tu respuesta.

La gran mayoría de las empresa de ventanas dan por hecho, que una persona con experiencia que ejerce como excelente operario, desempeñará un papel ideal como supervisor…. Y no siempre es así.

Un responsable debe disponer de unas cualidades y habilidades, que si no se dispone de las mismas habrá que cultivarlas y adquirirlas. Recuerda que la actitud es el 85% del éxito

Y ¿Por qué necesita esas cualidades y habilidades? ¿Qué función debe ejercer nuestro supervisor o encargado? ¿debe un encargado resolver los problemas? ¿Qué aptitudes y qué actitudes son necesarias para un encargado?

Ejercer de encargado de línea de producción o sección, implica requerir de una habilidades y cualidades que nada tienen que ver con las de un operario, y eso implica que un excelente operario, promovido  a encargado de producción, pueda reducir su rendimiento y motivación.

aptitudes-y-actitudes

Un encargado de producción  es la persona cuya función es la de gestionar, supervisar y coordinar un turno de trabajo para sacar adelante la producción requerida por el cliente.

Por lo tanto, el responsable de producción debe ser el facilitador de los cambios, el ejecutor de la estrategia para conseguir de cada uno lo mejor de si mismo, a la vez que debe asumir su responsabilidad cuando las cosas salen mal, por lo que si no es líder no se facilitará el cambio y los resultados serán menores.

Entre sus responsabilidades, que ya vimos en el artículo anterior destacan:

  • Planificar la secuencia de la producción, materiales y recursos humanos.
  • Disponer de un equipo formado y entrenado así como gestionar la polivalencia.
  • Coordinar su equipo de operarios.
  • Dar soporte a su equipo en cuanto a dudas, tareas y cuellos de botella…..
  • Gestionar los indicadores operativos básicos (calidad, costes, cumplimientos plazos de entrega, productividad.

Como podéis comprobar, las responsabilidades de trabajador-felizun encargado, se parecen más a las de un directivo, que a las de un operario, y es que al fin y al cabo un encargado de producción, es un gestor a pequeña escala.

Por lo tanto, lo que tenemos que tener claro es que es un gestor y por consiguiente sus habilidades básicas y necesarias deben ser:

  • 1ª Capacidad para liderar, motivar, conducir y gestionar equipos con la suficiente confianza y convicción para lograr la credibilidad, la colaboración de su personal y conducir a las personas hacia la dirección que marque la empresa para garantizar la producción en cantidad, calidad y costes.

La gente se compromete con la empresa si su jefe los lidera de una forma eficaz.

Nuestras aptitudes (conocimientos adquiridos) aún siendo importante, no lo son tanto como el tener la actitud positiva necesaria que nos permita avanzar continuamente.

Nadie negará que el rendimiento y por tanto la productividad es mayor si se trabaja motivado. A lo largo de estos años de experiencia en implantaciones de metodologías de mejora de productividad podemos indicar que el clima laboral puede influir reduciendo o aumentando los resultados entre un 30- 40% .

Su contribución es fundamental para alcanzar los mejores resultados y por tanto las metas de la empresa, por lo que debemos dedicar esfuerzos en generar un ambiente agradable, en el cual las personas se sientan que forman parte de un proyecto común.

  • Debe disponer de inquietud por el aprendizaje y humildad para continuar aprendiendo y formar a su equipo.

Como responsable es obligatorio estar abierto al aprendizaje, así como a enseñar.

Hoy en día el cambio es constante, inevitable, por lo que debes elegir si posicionarte como una víctima del cambio ó usarlo como una ventaja y transformarte en el maestro del cambio. Como reacciones a este cambio va a determinar tu salud, felicidad y desempeño.

Por ello, como responsables, una de nuestras mayores prioridades debería ser tener inquietud por estar continuamente al día, y cuando hablo de estar continuamente al día, no me refiero a las noticias del corazón o del marca, me refiero a conocer nuestro negocio, a conocer a nuestros equipos, y sobre todo, a reciclarnos y conocer las nuevas técnicas de gestión de la producción y dirección,  para no anclarnos en el pasado, ya que todo se renueva y los metodologías de gestión de la producción y dirección no son menos.

Recordar que cuando hacemos algo la primera vez aprendemos, el resto de las ocasiones posteriores, entrenamos. Y así es. Ahora me gustaría que os preguntéis cuantas cosas nuevas aprendéis y hacéis al mes en vuestra empresa. ¿Cuántas?,

La vida es un entrenamiento continuo, ya que debemos estar poniendo en juego constantemente todos los conocimientos adquiridos. Y eso ocurre en el trabajo, en las relaciones con amigos, con la familia, cuando nos tomamos un café… siempre poniendo en juego un “feed back” positivo que nos permite mejorar nuestras relaciones en todos los ámbitos y entornos.

evolucion

¿Donde quieres estar?¿ al inicio? ¿al final? o ¿en el medio?

Un error muy habitual que se solía dar, y se sigue dando en estilos de dirección antiguos, era el de pensar que reconocer que no se conocía algo al 100% situaba al líder en una posición de debilidad. Y no es así. Es una grave equivocación pensar que lo sabemos todo. La humildad de reconocer que necesitamos aprender cosas nuevas   nos va a permitir fomentar el crecimiento profesional, emocional y personal no solo de nosotros mismos, sino de toda la gente que nos rodea.

No solo os dediquéis a entrenar, también hay que evolucionar, aprender cositas nuevas. Recordar que eso nos hace más fuertes.

  • 3º Actitud. Dotes de comunicación y de escucha. Un buen responsable debe tener una capacidad comunicativa adecuada para hacerse entender y capacidad de convicción.

Cómo nos comunicamos es un indicador muy importante del éxito de un equipo”.

escucha-activa

La clave no reside en qué comunican las personas sino en cómo lo hacen, para lo cual este responsable debe generar conversaciones inteligentes y poderosas que ayuden en la mejora.

  • 4º Actitud. Disciplina (fuerza de voluntad)- Rigor y constancia, asumiendo responsabilidades.

Bajo mi punto de vista este es uno de los puntos que más cuestan. La falta de constancia, fuerza de voluntad, nos lleva a la falta de rigor, nos cuesta mucho crear rutinas nuevas y en cuanto nos despistamos retrocedemos.

¿Pero como podemos conseguimos la disciplina, el rigor en nuestra empresa? Como todo en esta vida, siendo congruentes con nosotros mismos. Ufff, que difícil es ser congruente. ¿ A qué me refiero? Pues a ser lo que uno hace y no lo que uno dice. A predicar con el ejemplo y no sólo de boquilla. En muchas ocasiones nos encontramos que los primeros que no son congruentes son los jefes o responsables, quienes tienen que asumir e inculcar al resto del equipo las Capacidades de mantener la constancia y el esfuerzo y sabiendo pedir las cosas una y otra vez.

Esto significa que en ocasiones hay que huir de la zona de confort y hay que exigir responsabilidades a las personas con las que trabajamos.

La mejor forma de ver un buen trabajo en equipo y disciplinado es en  un concierto, donde verás la disciplina que tienen para tocar cada uno a su tiempo y en su tono.

  • 5º Actitud. Empatizar y fomentar el trabajo en equipo.

El compañerismo y la creatividad suman para desarrollar el compromiso y la implicación de los empleados.

El equipo está por encima de todos. Cualquier deportista no trabaja solo sino en equipo y siempre reconoce el trabajo  y esfuerzo de su equipo.

El secreto de los equipos de trabajo, está en el talento de la gente. No se consigue solo con inteligencia y habilidades especiales, se consigue con:

  • Ideas claras (a donde vamos, preparación de todo lo que hay que hacer).
  • Esfuerzo (práctica, repetir y repetir) y talento (gente profesional).
  • Perseverancia, nos caemos y nos volvemos a levantar.

 Ahora bien, una de las premisas para trabajar en equipo es tener la sensatez de admitir que nadie es perfecto. Y eso significa que debemos tener una gran tolerancia con los defectos del otro. Porque ninguno de nosotros es tan listo como todos nosotros juntos.

empatia_en-los-zapatos-de-otro_lider

  •  6ª Capacidad de interpretar y analizar datos para conocer el desempeño de equipos, máquinas, producción…..
  • 7ª Capacidad de toma de decisiones.

Estas dos capacidades van juntas. El conocimiento de datos e información, es un factor esencial  para la toma de decisiones, pues deben ayudarnos a alcanzar los objetivos y  elevar el nivel de productividad y rentabilidad.

Pero para ser efectivo, debemos ser capaces de disponer y gestionar los datos necesarios diariamente,  de forma que nos ayuden en la toma de decisiones y en el desempeño  de todas las tareas diarias que nos van a permitir buscar  un alto nivel competitivo y crecimiento, no tan solo al final del año cuando las actuaciones ya llegan tarde.

  • 8ª Ser capaz de coordinar y organizar su trabajo y el de su equipo para llegar a los objetivos establecidos por la dirección de la empresa.

 Y ahora es el momento de hacer una pequeña reflexión, un análisis de vuestros responsables y que os preguntéis, ¿nuestros encargados y/o responsables tienen las actitudes y aptitudes necesarias? Espero que la respuesta sea un rotundo SI.  En caso contrario os animo a que penséis, que vais a hacer para que las adquieran y se conviertan en verdaderos encargados.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s